Cómo crear una carta de presentación

La carta de presentación introduce al aspirante, ofreciendo una serie de informaciones que no tienen cabida en el currículum (aficiones, experiencias, objetivos...). Además, pretende llamar la atención del reclutador, haciendo al candidato mucho más atractivo.

Redactarla, sin embargo, puede ser bastante complejo. Para ayudarte en esta tarea, a continuación te presentamos una series de consejos que te permitirán causar una muy buena impresión a tus futuros jefes:

 

Aunque dispongas de un modelo estándar, siempre deberás amoldar la carta de presentación al trabajo al que quieras optar. Introduce algún dato de la compañía para que ellos también se den cuenta de que tu carta es exclusiva.

La carta de presentación y el currículum deben entregarse juntos, por lo que ambos documentos deben seguir una estructura semejante, utilizar el mismo tipo de letra, etc.

Deja volar tu imaginación y busca diferentes formatos. Esta puede ser la mejor manera de llamar la atención del reclutador.

Explica tus objetivos laborales, tus experiencias, tus hobbies, etc. Entre líneas y de manera discreta, trata de venderte.

Es también importante el modo de redactar el escrito. Utiliza palabras simples y frases cortas para expresar mejor aquello que quieras decir. Del mismo modo, olvida las formalidades y busca crear un texto que impacte.